Costa da Morte y la leyenda

La Costa de la Muerte es una región costera española ubicada en la provincia de la Coruña y el origen de su nombre se atribuye a una serie de historias y leyendas populares de las cuales no se sabe con exactitud cuál es cierta y cuál no lo es, pero que todas parecen tener validez.

La principal historia y más antigua que hace referencia a su nombre se sitúa en el hecho de las innumerables catástrofes de navegación que se producían en la zona debido a los temporales que ahí se forman y lo peligroso de sus acantilados, por lo que se dice en el fondo de sus aguas existe un gran cementerio marino con ruinas de barcos que han tenido su fin en el fondo de este lugar.

cdmOtra historia puede atribuirse a épocas más antiguas al camino de las estrellas y hoy conocido camino de Santiago que terminaba en Finisterre y ahí iban los peregrinos a ver la puesta del sol o la muerte del sol y a la mañana siguiente el renacer representado con la salida del sol en un nuevo día.

Una leyenda de gran valor histórico y religioso es la que se extiende sobre la Pedra de Serpe en Corme, en la que dice que San Adrián al llegar a estas tierras las encontró repletas de serpientes, por lo que pisó muy fuerte con su pie y todas estas desaparecieron, se atribuye también la leyenda de san Adrián de Malpica y de aquí proviene la creencia popular que se sustenta en el hecho de que esta región no se encuentra ningún tipo de serpiente. Actualmente en una de las piedras de la orilla cercana a la capilla se encuentra una piedra con una serpiente tallada en ella que hace referencia a este culto.

Aquí podemos encontrar el Faro de Finisterre que es el más importante de la Costa de la Muerte ya que este guía a las embarcaciones y marinos por las peligrosas aguas de su costa, éste, después de Santiago de Compostela es el segundo lugar más visitado en Galicia por lo que representa un gran atractivo turístico para la región.

Standard

Galicia Calidade

Galicia Calidade sigue con su esfuerzo constante por acercarse a la excelencia. Y es que la sociedad mercantil Galicia Calidade S.A.U., que fue creada por la Xunta hace más de veinte años, da cobijo a todos aquellos productos y servicios que tienen el sello de la comunidad gallego grabado a fuego. La elaboración y la cocción de todo lo que tenga que ver con Galicia Calidad se reconoce siempre que la materia prima o el diseño sean de origen gallego, teniendo en cuenta que antes hay que superar una serie de exámenes y de auditorías muy exigentes.

Más de 50 empresas y de 300 productos se benefician del prestigio de Galicia Calidade, que recoge bajo su amparo la flor y nata de diversos sectores productivos de la comunidad, en ramas como la agroalimentación, la pesca, la moda y el textil, las piedras ornamentales, el turismo o la joyería.

Todo comenzó con una campaña publicitaria promovida por la Xunta de Galicia allá por 1991. El eslogan, Galicia Calidade, caló muy hondo, y de una manera muy rápida y ágil, en el imaginario de los consumidores de toda España. Desde que la Xunta constituyese la empresa pública, el nombre de Galicia Calidade ha sido uno de los motores de la economía gallega.

El Reglamento de uso de la marca de garantía se encarga de asegurar que todo cuanto queda bajo el abrigo de Galicia Calidade mantenga unos parámetros de calidad altos. El objetivo de la firma a estas alturas no es otro que continuar en la búsqueda de la excelencia. Las exigencias tienen que seguir siendo elevadas, ya que sólo de este modo puede preservarse el prestigio que año a año ha ido ganándose Galicia Calidade. En los últimos tiempos, la expansión de Galicia Calidade ha servido para apoyar el turismo o el deporte, como queda de manifiesto en los vínculos trazados con el equipo de baloncesto Río Natura Monbús.

Standard

Camariñas, encaje perfecto

Galicia es una explosión de vida, de tradiciones y de fiestas que recorren lo largo y ancho de sus cuatro provincias. Ya sean gastronómicas, religiosas, paganas, musicales, culturales, etc., en Galicia hay una exaltación de lo propio, de lo tradicional y, en contra de lo que uno pueda pensar, el gallego es una persona a la que gusta mostrar lo que hace y que lo hace bien.

En este gran escaparate de tradiciones y de lo que se puede hacer, en la Costa de la Muerte hay un pueblo que destaca por una tradición que es realizada, en su mayoría, por las mujeres del lugar, que se mantiene desde hace varios siglos. Reuniones de mujeres para realizar desatascos Madrid.

encajeEl encaje tradicional que se realiza en Camariñas, pueblo del que estamos hablando, se realiza sobre una almohada, que es construida por la propia mujer y que está rellena de paja. Como son personales, éstas varían en tamaño y forma. Es sobre esta almohada sobre la que, junto con otros elementos y, sobre todo, con los famosos palillos sobre los que está enroscado el hilo, en la que se realizan los famosos encajes de Camariñas.

No solamente destaca la maestría de las mujeres a la hora de elaborar el encaje, pareciendo que es fácil algo que lleva muchos años de aprendizaje para hacerlo de manera correcta, sino también la delicadeza con la que las mujeres van tomando los diferentes palillos para ir encajando el hilo y formar el encaje, sino cómo el propio sonido entre estos crean una especie de música muy particular, haciendo que las mujeres trabajen concentradas como lo hacen cerrajeros Valencia, como si estuvieran meditando a través del trabajo que realizan.

El resultado son unos encajes increíblemente perfectos y muy apreciados dentro y fuera de Galicia, tanto a nivel nacional como internacional. Son muchos los turistas que se acercan a este pueblo para visitarlo y, sobre todo, para comprar los encajes que realizan las llamadas “Palilleiras”.

La repercusión del trabajo que realizan estas mujeres es tan importante que, desde hace tiempo cuentan, con un museo propio en la localidad y en semana Santa celebran la Feria del Encaje de Bolillos.

Originally posted 2016-02-22 22:18:36.

Standard

Finisterre, el final del camino

En el norte de Galicia existe una zona llamada la costa de la muerte en la que se mezclan los paisajes increíbles de acantilados verticales, olas que tragan naves, leyendas que vienen de muy atrás, desde, como se suele decir, los ancestros. Es una zona hermosa, de pequeños núcleos de población que destacan por sus gentes, cultura, gastronomía y creencias que mezclan lo sagrado y lo pagano.

Los peregrinos se van acercando a Santiago de Compostela y, cuando empiezan a vislumbrar las torres de la catedral de Santiago, saben que están llegando al final de un trayecto muy importante. El camino normalmente se recorre por un deseo personal, espiritual o ambas. Sin embargo, también se puede correr teniendo en cuenta la mística del propio camino.

Esta última, la mística, es la que hace que los peregrinos que optan por este viaje sepan que Santiago no es la última etapa del camino. La última, la realmente espiritual y mística, donde la leyenda termina, es Finisterre, es el lugar donde acababa el mundo y nadie habitaba. La costa de la muerte en la que los acantilados verticales parecen una barrera contra todo aquello que puede destruir al ser humano.

Así, los peregrinos que inician esa última etapa desde Santiago, han de hacer un último esfuerzo que supera los 150 km. Esa última ruta, esa última penitencia, si se quiere hacer completa, va hasta Muxia y baja hasta finisterre, creando una especie de triángulo entre Santiago y estas dos últimas localidades.

El final del viaje es el océano, la visión que tuvieron nuestros antepasados y pueblos anteriores a nosotros que, desde ese mismo punto, miraban como el sol se ocultaba tras el mar, tras las olas, creyendo en su realidad que, después de la línea del horizonte, en el infinito, no había más tierras. Finisterre era lo que separaba al hombre de la nada, al hombre los dioses. Esta y otras razones son las que hacen de este lugar, La Costa de la Muerte, algo diferente y único.

Originally posted 2016-01-15 11:18:13.

Standard

Farallóns

En Galicia existen muchas leyendas, muchas historias de la tradición oral y escrita que tienen que ver con seres mitológicos, que se adaptan a las épocas actuales a través de fiestas, etcétera. Sin embargo, muchas veces, las historias no son inventadas, no son cuentos y si son realidad. Ejemplo de ello es todo lo relacionado con la gran cantidad de hundimientos de barcos a lo largo de sus costas.

En especial, la zona en la que más hundimientos hay y la que más temen los marineros, tanto los gallegos, como los que cruzan sus aguas en barcos más grandes o más pequeños, es la Costa de la Muerte. Existen muchas páginas en las que se pueden consultar los numerosos casos de hundimientos, que suponen casi la mitad de todos los hundimientos que hay en toda la costa de Galicia.

Para entender las razones del por qué de esto, solamente hay que estar allí, en uno de esos enormes acantilados frente al mar, abrir bien los ojos, escuchar y sentir, para darnos cuenta de lo imponente de esta costa y de lo preciosa e inmortal que puede llegar a ser. Para empezar, existen infinidad de acantilados verticales, lugares espectaculares como ver a trabajar a los cerrajeros Madrid, que esconden, bajo las aguas que chocan contra ellos, los conocidos farallones, llamados “farallóns”.

Para quien no los conoce, decir que son causa de muchos hundimientos de barcos. No parece muy grandes, piedras que emergen sobre la superficie, en muchas ocasiones puntiagudas, que parece que quieren elevarse poco a poco hasta el cielo. Sin embargo, cuando baja mucho la marea, se ve su peligrosidad y el miedo que puede suponer a los tripulantes de un barco el tropezar con uno de ellos. Bajo el mar esconde, en muchas ocasiones, toda su altura en toda su anchura y fuerza (como el de electricistas Madrid), lo que hace que un barco despistado que choque contra él, tenga pocas posibilidades de continuar su viaje.

Junto con estos, además de las fuertes corrientes que vienen del océano Atlántico hacia la costa, es importante la meteorología que hay en esa zona, que hace que se produzcan temporales en los que los veloces vientos, las grandes olas y, en muchas ocasiones, la niebla, que es bastante habitual, hace que todo ayude para que un barco se piense mucho el pasar por esta zona de Galicia si no tiene experiencia.

 

Originally posted 2016-01-12 11:18:57.

Standard

Ocio en la Costa de la muerte

Hoy día no se pude ver Galicia como una zona atrasada respecto a otras regiones, si no todo lo contrario. Es una región viva, activa, económicamente próspera y que ofrece una infinidad de posibilidades para todos aquellos que se acercan a esta comunidad. Una de estas zonas que cada vez se está descubriendo más es la Costa de la muerte.

Además de las connotaciones que tiene desde el punto de vista espiritual y místico, relacionados con el Camino de Santiago, esta zona atrae cada vez más a turistas que buscan una oferta vacacional, turística, gastronómica y de ocio que aumenta cada año y que aporta vida, frescor, etc., a la zona.

Desde el punto de vista de la hostelería, Galicia destaca por su oferta en casas rurales, que albergan a gran número de personas que vienen a Galicia para encontrar un tipo de alojamiento mucho más en personal, mucho más cercano, familiar y, sobre todo, en el que puedan disfrutar de la gastronomía y la tranquilidad, junto con unos paisajes incomparables.

Para aquellos que quieran disfrutar del mar en todo su atractivo, pueden acercarse a la playa de Razo y unirse a la gran cantidad de surfistas que cabalgan las olas cada día. A menos que las condiciones climatológicas lo impidan, podemos encontrar a muchas personas que han descubierto en esta zona, el lugar ideal para la práctica del surf.

Pero también, relacionado con el mar, existe rutas turísticas de pequeños cruceros, en la zona de Muros, que nos pueden hacer conocer la Costa de la muerte desde otro punto de vista, más espectacular, más cercano a sus acantilados y, sobre todo, conociendo de primera mano el por qué es tan peculiar esta zona de Galicia.

Desde el punto de vista gastronómico, la oferta culinaria es amplia en cuanto a cantidad, calidad y variedad de platos. Introducirse en lo gastronómico en Galicia supone conocer sus mariscos, pescados, carnes, verduras, etcétera. Todo ello salpicado por unos vinos increíbles que aguardan amablemente a todo aquel que quiera acercarse y conocer esta zona.

Originally posted 2016-01-07 11:20:41.

Standard

Malpica, tierra de alfareros

Como cualquier otra tierra, en Galicia ha sido importante la tradición alfarera para poder tener todos los utensilios necesarios para vencer, comer, servir y almacenar todo tipo de productos del campo, bebidas, etcétera. Sin embargo, como ocurre en otros lugares, este tipo de trabajo relacionado con el barro, se realiza de manera diferente según el punto geográfico en el que estemos.

En la Costa de la Muerte ocurre lo mismo y es por ello que, si tenemos que destacar a un pueblo que marque la diferencia por su trabajo relacionado con alfarería, es Malpica. Situado al oeste de La Coruña, parece que ya en la prehistoria se trabajaba el barro en aquella zona. Sin embargo, si nos referimos al trabajo artesanal y alfarero, nos hemos de remontar al siglo XVI, para poder tener información escrita sobre ello.

Destacamos esta población porque una gran parte de ella se dedicaba al trabajo de alfarero, ya que su labor era muy apreciada. La característica principal de los trabajos que se realizaba en esta localidad era no solamente el barro utilizado, sino el esmalte, llamado “frita”, que lo hacía impermeable y le daba un aspecto como de vidrio, por lo brillante y liso de la cabeza.

Los alfareros, llamados “oleiros”, trabajaban en su vivienda y normalmente lo hacían en la cocina, el lugar donde hacía más calor. Encima de esta se situaba, en la mayoría de las ocasiones, la zona de trabajo y donde se secaba la cerámica. Exteriormente se llevaba a un horno para su cocción.

Originariamente, todas las vasijas y elementos que se realizaban tenían una finalidad funcional, por lo que se usaban en la vida cotidiana. Hoy día, además de éstas, también se realizan todo tipo de objetos decorativos, artísticos, etc., que ponen en valor el trabajo de los nuevos alfareros u “oleiros” y la creatividad de los mismos. Es por ello que, como muestra de ello, todos los años, en la primera quincena de agosto, se realiza una muestra de alfarería.

 

Originally posted 2015-12-15 11:20:19.

Standard

A Coruña y la Torre de Hércules

La Torre de Hércules es un faro que data aproximadamente del siglo I ubicado en la Coruña, tiene una altura de 57 metros, y está ubicado a 106 metros sobre el nivel del mar y es el faro de construcción romana más antiguo que se encuentra aún en funcionamiento y además fue proclamado patrimonio de la humanidad desde el año 2009.

faroEste faro está rodeado de un gran misticismo y un gran número de leyendas que le atribuyen su nombre, una de ellas se refiere a que a este lugar llegó Hércules en su barca y fue donde enterró la cabeza de Gerion luego de derrotarlo en combate para conmemorar su victoria.

La historia de este faro nos traslada hacia varios siglos antes de Cristo, en esta bahía estaba establecido un pueblo de origen Celta y debido a su ubicación estratégica se erige esta torre para guiar las embarcaciones que se trasladaban por la bahía y esta fue dedica al dios de la guerra, Marte, como homenaje.

Luego de esto el faro es descuidado ya que se necesitaban desarrollar construcciones que impidieran los avances de los ingleses y con parte de sus piedras se construyeron las paredes del Castillo del Santo Antón, más adelante debido al comercio que empezó a producirse en estas costas se volvió a la necesidad de tener un faro que guiara las embarcaciones transportadoras de mercancía y es cuando se ordena su reconstrucción.

Actualmente está abierto al público y se puede entrar pagando una suma muy baja de dinero, para los niños y adultos mayores se cobra la mitad de la tarifa y también se hacen visitas guiadas a cerrajeros barcelona, previa planificación claro está. Además de esto la torre tiene a su alrededor un parque en el que se pueden apreciar más de 15 obras en todo su espacio.

No cabe duda de que la Torre de Hércules es una visita obligatoria en Galicia y es que sus míticas historias y la belleza del mismo lo convierten en un baluarte turístico de la zona.

Standard