A Virxe da Barca – Múxía

Galicia también es una tierra plagada de misterios, de leyendas, de toda una serie de historias en las que se mezclan lo sagrado, la mitología de los pueblos que habitaron sus tierras y, con el paso del tiempo, toda esa mezcla de lo popular, lo tradicional, lo festivo, etcétera, que va creando leyendas, algunas de las cuales llegan hasta la actualidad y se toman como algo real, como algo vivo.

Ejemplo de ello es la leyenda de “A Virxe da Barca”. Esta toma como base el momento en que el apóstol Santiago está en la zona de Finisterre y decide retirarse a Muxía para meditar, para rezar, sobre todo por aquellos que no estaban de acuerdo con la palabra de este apóstol.

Es en ese retiro cuando un día, frente a la costa, y según cuenta la leyenda, aparece la virgen María sobre una barca de piedra, para comunicarle a Santiago que ya era tiempo de volver a Jerusalén. La barca queda encallada en la costa así como la vela de la misma. A partir de este hecho se crea toda una serie de leyendas alrededor de esas dos piedras.

La vela, llamada “A pedra dos cadrís”, o piedra de los riñones, por la forma que tiene, es bastante conocida porque quien pasa nueve veces por debajo del arco que tiene en una de sus partes, dice la leyenda que podrá curarse de enfermedades relacionadas con los riñones, espalda o la cabeza.

Sin embargo, la piedra más conocida es “A pedra de Abalar”. Esta es la barca en la que llegó la virgen María a la costa y, según se cuenta, la piedra podía moverse, “abalar”, siempre y cuando la persona que estuviera encima, no hubiera pecado. En ese caso se mantendría inamovible. Es por ello que son muchos los que se acercan a esta localidad y a este punto de Muxía en concreto, para ver si son dignos de “abalar” la piedra y así limpiar sus pecados.

Originally posted 2016-03-02 11:19:23.

Standard