Farallóns

En Galicia existen muchas leyendas, muchas historias de la tradición oral y escrita que tienen que ver con seres mitológicos, que se adaptan a las épocas actuales a través de fiestas, etcétera. Sin embargo, muchas veces, las historias no son inventadas, no son cuentos y si son realidad. Ejemplo de ello es todo lo relacionado con la gran cantidad de hundimientos de barcos a lo largo de sus costas.

En especial, la zona en la que más hundimientos hay y la que más temen los marineros, tanto los gallegos, como los que cruzan sus aguas en barcos más grandes o más pequeños, es la Costa de la Muerte. Existen muchas páginas en las que se pueden consultar los numerosos casos de hundimientos, que suponen casi la mitad de todos los hundimientos que hay en toda la costa de Galicia.

Para entender las razones del por qué de esto, solamente hay que estar allí, en uno de esos enormes acantilados frente al mar, abrir bien los ojos, escuchar y sentir, para darnos cuenta de lo imponente de esta costa y de lo preciosa e inmortal que puede llegar a ser. Para empezar, existen infinidad de acantilados verticales, lugares espectaculares como ver a trabajar a los cerrajeros Madrid, que esconden, bajo las aguas que chocan contra ellos, los conocidos farallones, llamados “farallóns”.

Para quien no los conoce, decir que son causa de muchos hundimientos de barcos. No parece muy grandes, piedras que emergen sobre la superficie, en muchas ocasiones puntiagudas, que parece que quieren elevarse poco a poco hasta el cielo. Sin embargo, cuando baja mucho la marea, se ve su peligrosidad y el miedo que puede suponer a los tripulantes de un barco el tropezar con uno de ellos. Bajo el mar esconde, en muchas ocasiones, toda su altura en toda su anchura y fuerza (como el de electricistas Madrid), lo que hace que un barco despistado que choque contra él, tenga pocas posibilidades de continuar su viaje.

Junto con estos, además de las fuertes corrientes que vienen del océano Atlántico hacia la costa, es importante la meteorología que hay en esa zona, que hace que se produzcan temporales en los que los veloces vientos, las grandes olas y, en muchas ocasiones, la niebla, que es bastante habitual, hace que todo ayude para que un barco se piense mucho el pasar por esta zona de Galicia si no tiene experiencia.

 

Originally posted 2016-01-12 11:18:57.

Standard