La leyenda negra de Costa da Morte

Muchos han sido los naufragios que han tenido lugar en aguas cercanas a la Costa da Morte, algunos de ellos con consecuencias realmente trágicas. Vamos a recorrer la historia más negra de un lugar tan fascinante y hermoso como este.

El 28 de noviembre de 1596, se desató en la zona una terrible tempestad. Frente a la ría de Corcubión se hundían 25 barcos de la Armada española. Morían más de 1700 marineros.

El siglo XIX fue un siglo especialmente dramático en Costa da Morte. En 1846 naufragaba el Great Liverpool, conocido como “el pequeño Titanic”. Unos años más tarde, en 1870, un buque de guerra británico, el HMS Captain se hundía en las aguas del Atlántico a pocas millas del cabo Finisterre. Y se hundió a tal velocidad que murieron más de 400 personas

Pero si hay una tragedia de la época que se recuerda es la del HMS Serpent, un barco también inglés que naufragaba en 1890 frente a Camariñas. Solo tres marineros se salvaron, 172 marineros murieron y fueron enterrados junto al mar, en un lugar conocido hoy como el Cementerio de los Ingleses.

Apenas siete años más tarde, en 1897, frente a las costas de Camelle, naufragaba el City of Agra. En él viajaban 71 tripulantes y dos pasajeros. La ayuda de los vecinos de Camelle fue fundamental para conseguir salvar a 32 de ellos.

Hasta 1964 hubo otros muchos naufragios sin consecuencias tan terribles. Pero ese año se hundía el Bonifaz a nueve millas de Finisterre tras chocar con otro petrolero. Se rescataron 5 cadáveres, 20 personas no aparecieron nunca y en el siniestro murieron también 6 gallegos. La mayor tragedia humana en Costa da Morte de todo el siglo XX.

Y, si hay un nombre reciente es el del Prestige, el petrolero que se hundía en noviembre de 2002 frente a estas costas. Una auténtica tragedia medioambiental de la que la zona tardará aún en recuperarse.

Originally posted 2016-10-10 16:12:34.

Standard