Lugo, una ciudad por conocer

Lugo, una ciudad por conocer, suele pasar en la mayoría de las ocasiones desapercibida para el turista que decide realizar una escapada. Pero sería interesante informarse de que en la ciudad de Lugo se puede disfrutar de un amplio abanico de paisajes, monumentos y espacios de gran riqueza arquitectónica.

Es cierto que la catedral de Santiago de Compostela suele llevarse la fama en lo que a repercusión mediática se refiere, pero la Catedral de Santa María de Lugo, muy parecida a la compostelana, es también muy hermosa. De estilo románico, esta catedral empezó a ser construida nada más y nada menos que en el año 1129. La belleza de la puerta de Santiago en esta catedral es increíble. El altar, por su parte, también puede producir en el visitante un enorme impacto visual. Se trata de una catedral muy bella por fuera, pero aún más bella por dentro.

La época romana dejó su sello en la ciudad de Lugo, por lo que contemplar su legado es otra de las opciones más recomendables. Romana es la muralla de Lugo, uno de los emblemas de la ciudad, y data del siglo III. Esta muralla cuenta con una longitud cercana a los 2300 metros y posee diez puertas que comunican toda la ciudad con la zona del centro.

A la muralla pertenece, por ejemplo, la Porta Miñá, una de las que mejor se conservan y la que menos modificaciones ha sufrido desde su construcción; hoy en día se la conoce como la Puerta del Carmen, ya que se sitúa justo enfrente de la capilla del Carmen. Por esta puerta que no necesita de cerrajeros menorca, se cuenta que salió la calzada romana Vía XIX del Itinerario de Antonino. El Puente Romano de Lugo es otra de las joyas del periodo romano que se conservan perfectamente.

Si el visitante va buscando contacto con la naturaleza, ahí tenemos la maravillosa ruta de viñedos, el Mirador do Cebreiro o el hermosísimo Bosque de Sarria, que para algunos supone el inicio del Camino de Santiago.

Originally posted 2016-07-05 07:56:14.

Standard